Blog

Hablar de calidad no es sólo hablar de prendas duraderas y con estilo, también es hablar de productos beneficiosos para nosotros, que protegen nuestro cuerpo de todas las agresiones externas que nos rodean, principalmente del frío y del calor. Hay una serie de tejidos que, en cuanto a calidad, son incomparables respecto a otros. Desde Tricot Evel tratamos de ser siempre defensores de la materia prima 100% natural, utilizada en la mayor parte de nuestras composiciones. Por ello vamos a hacer un repaso de las principales materias de gran calidad utilizadas por nosotros:

  • Algodón:  a pesar de existir más de 50 especies de algodón sólo cuatro tipos se comercializan para uso textil, siendo el género denominado Gossypium Hirsutum el que reúne el 95% de la producción mundial de algodón y las otras tres especies el 5% restante. No parece necesario decir que este 5% supone una calidad que rara vez podremos apreciar, dada su escasez. Por supuesto, también dentro del 95% del Gossypium Hirsutum encontraremos algodones de las mejores calidades. En Tricot Evel utilizamos esta materia principalmente para prendas de primavera verano, y recomendamos el uso de aquellas que estén compuestas en un 100% de algodón o una mezcla con otras fibras puras. Esta materia es una de las más comunes en la ropa, ya que es fresca, agradable al tacto, resistente y absorbe los tintes de forma activa, permitiendo mayor dinamismo y estilos.

 

  • Lana:  ya anteriormente publicamos un post explicando minuciosamente los beneficios y las ventajas del mercado mundial de la lana y de la materia en sí. La lana es otra de las fibras que se consideran puras y naturales y que suben la calidad de la prenda cuanto mayor es el porcentaje en su composición.  La lana es uno de los tejidos más recurridos, siendo el cashmere la considerada de mayor finura y categoría dentro de las prendas de esta composición. En Tricot Evel la tenemos por una materia muy querida, entre muchas otras cosas porque tiene una elasticidad natural, que le permite doblar su tamaño sin romperse o encogerse, también por la calidez que aporta en las temporadas de frío, y por último por el espectacular aspecto natural y rústico que da a las prendas. Resumiendo y centrándonos en lo que a nosotros nos parece más importante: no hay mejor ventaja que la protección que da contra el frío con muchísimo más éxito que otras fibras.

 

  • Sintéticos: pudiese parecer que no habría lugar para esta materia aquí, pero curiosamente existen, aparte de aquellas fabricados con sustancias químicas, otras tantas fabricadas con celulosa vegetal. Existen tres fibras sintéticas  que son las que más a menudo encontraremos en la ropa, nos referimos al poliéster, habitual en camisetas y chaquetas sobre todo; a la viscosa, de tacto similar a la seda y utilizada para vestidos y camisas; y el elastano, fibra que se mezcla con cualquier otro tejido para aportar elasticidad a la prenda. Cualquiera de estas tres materias son utilizadas habitualmente en nuestro proceso de fabricación en conjunto con materias naturales para aportar una mayor duración y menor necesidad de dedicación a la hora de lavar, secar y planchar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies