Blog

Hace ya un tiempo se ha puesto de moda un fenómeno bastante curioso, y  decimos curioso por tratarse de un método que podría haber quedado en el olvido con la aparición de las nuevas tecnologías, sin embargo no es así.

Hablamos de tejer a mano. Seguro que todos recordamos la época en que nuestras abuelas se surtían de unas cuantas agujas de ganchillo o calceta y unos cuantos hilos, para ponerse manos a la obra a lo largo de alguna que otra tarde. Pues como todas las modas, ésta también vuelve.

Hoy vamos a destacar los beneficios de esta labor reconvertida en afición, que no son pocos:

Es una tarea que requiere un compás y una coordinación a nivel mental, por tanto tendremos la mente ocupada en el aprendizaje de los movimientos.

En muchos lugares del mundo se ha convertido en una afición que da lugar a grupos sociales, es decir, hay gente que se reúne para la práctica de esta labor en grupo.

Se considera una auténtica terapia para personas con problemas de atención, estrés o ansiedad, esto es así porque obliga a mantener la atención en los hilos y las agujas a la vez que desarrolla la creatividad de quien lo practica.

Tejer ayuda a la actividad motriz de nuestras manos. El ejercicio obliga a tener las manos en movimiento, lo que evita el agarrotamiento de los dedos y las manos, e incluso a aliviar los dolores de las molestas artrosis entre otros problemas.

Como cualquier otra actividad que tenga por fin la creación de algo, tejer con un objetivo es algo sumamente gratificante. Tejer para conseguir una bufanda, un gorro, unos guantes que uno mismo ha diseñado e imaginado, y que salen de una madeja de hilo que pasa a través de unas agujas que uno mismo va moviendo. Créenos, sabemos de lo que hablamos…

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies